Qué es Educomunicar

Somos muchos y muchas los que nos hemos visto superados por el uso de las nuevas tecnologías y buscamos recuperar el control. Los que somos conscientes de que necesitamos aprender a desenvolvernos en este entorno en el que tenemos el mundo a nuestro alcance a través de nuestro smartphone, pues eso nos ha traído muchas ventajas, pero también riesgos, y dependerá de nosotros que los beneficios prevalezcan sobre los perjuicios. Ese es el objetivo de la educomunicación, que los medios y las tecnologías estén a nuestro servicio para transformar este mundo en un sitio mejor, ¡y no lo empeoren!

Hoy más que nunca los ciudadanos pueden difundir sus mensajes y hacerlos llegar al resto de la sociedad, al tiempo que también están muy expuestos a la infoxicación y al uso patológico de internet, por lo hemos de trabajar todos para crear una sociedad empoderada, con mayor capacidad crítica, consciente de las ventajas de un uso moderado de los dispositivos y potenciar la cultura de la participación (Ferrés y Piscitelli, 2012).

Sin duda, esta una cuestión que ha de abordarse en la escuela a todas las edades de manera transversal, pues además es prácticamente el único lugar desde donde se puede luchar contra la brecha digital que afecta a algunos colectivos. Sin embargo, la realidad es que los contenidos curriculares no profundizan en estos temas, cuando lo deseable sería “no solo acceder y utilizar nuevos dispositivos, sino además profundizar en el consumo de estos dispositivos y contenidos a los que acceden, con la finalidad de orientar el trabajo con ellos en el mundo digital en el que están inmersos” (De Pablos y Ballesta, 2018).

“No es solo una responsabilidad escolar y del sistema educativo, convergen en ella las familias –los padres y madres como primeros educadores de sus hijos–, los propios medios de comunicación –tienen una responsabilidad y unas potenciales educomunicativas inigualables– y por qué no, la sociedad civil y la ciudadanía”.

Aguaded, 2011

¿Pero cómo vamos a educomunicar a nuestra familia si somos nosotros mismos los que, en ocasiones, nos perdemos entre tanta tecnología e información? Esta claro que las madres y los padres preocupados por la educación en relación a los medios y a la tecnología hemos de emprender un proceso de autoaprendizaje, como hemos hecho tantas veces antes (¿acaso sabíamos algo o suficiente sobre crianza antes de ser mamás?).

Por todo ello nace este blog dirigido a quienes, como yo, estén preocupados por la educomunicación, especialmente a padres y madres que deseen que sus hijos se puedan desenvolver con éxito en este nuevo mundo y no paguen el pato de nuestra inexperiencia. Para ello, necesitamos convertirnos en padres conscientes, críticos y participativos y conseguir transmitir nuestras competencias a nuestras hijas e hijos.

BIBLIOGRAFÍA

– Barbas Coslado, Á. (2012). Educomunicación: desarrollo, enfoques y desafíos en un mundo interconectado. En Foro de Educación, no14, 2012; ISSN 1698-7799, ISSN-e 1698-7802, págs. 157-175. Salamanca: Foro de Educación.

– Ferrés, J. & Piscitelli, A. (2012). Media Competence. Articulated Proposal of Dimensions and Indicators. [La competencia mediática: propuesta articulada de dimensiones e indicadores]. Comunicar, 38, 75-82. https://doi.org/10.3916/C38-2012-02-08 (20/03/2019).

– De Pablos, J. y Ballesta, J. (2018). La Educación Mediática en Nuestro Entorno: Realidades y Posibles Mejoras. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 91(32.1), 117-132.

– Aguaded, I. (2011). Media education: an international unstoppable phenomenon UN, Europe and Spain support for edu-communication. [La educación mediática, un movimiento internacional imparable La ONU, Europa y España apuestan por la educomunicación]. Comunicar, 37, 7-8. https://doi.org/10.3916/C37-2011-01-01 (19/03/2019).